Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Zona de embarque’ Category

Texto escrito para Al punto y coma por el Día de Las Letras Gallegas 

Tú has puesto las letras en mi boca 

y yo ya solo sé juntarlas 

para que hablen de ti 

y de tu lengua. 

Tu lengua me ha llenado la boca

de palabras nuevas,

de vocales cerradas y vocales abiertas,

de pretéritos perfectos, de bolboretas,

de terra, de bicos, de noites, de estrelas. 

También tu lengua me ha llenado

la boca de sabores nuevos,

tu lengua me sabe a cachelos, a licor café,

a pulpo y a Albariño, a mar, a lluvia, a millo. 

Tu lengua ha sacado a bailar a la mía

y las letras nos han seguido el ritmo. 

Tu lengua rima con mi lengua,

se complementan, 

son prosa poética 

y poesía 

cuando al juntarse tu lengua con la mía

creamos un dialecto nuevo:

nuevos verbos, palabras nuevas,

nuevos versos, fonemas nuevos,

y nuevas formas de hablarnos y de leernos. 

Tu lengua como un pulpo, me atrapa. 

Tu lengua como el vino, me embriaga. 

Tu lengua como la lluvia, me cala. 

Tu lengua como el mar, me arrastra. 

Tu lengua como un libro abierto, me enseña. 

Tu lengua gallega. 

Tu lengua, gallega.

Read Full Post »

Recuerdo tu cara y la Catedral de Santiago se me queda pequeña a tu lado, y no hay procesión que supere la nuestra, tú y yo de la mano.

Besos en la estación, comer con enxebre, lágrimas de licor en el café, la siesta en el parque, verano en primavera, las gaviotas, las campanas, adios rios adios fontes, y como las dos Marías tú y yo por la Alameda, y buenas tardes Valle Inclán, y la arboleda.

La luna en la ventana, la plaza de la Quintana, las tapitas con besos en la terraza inclinada.

Tu entrada triunfal en la habitación, la noche, la mañana.

Coruña, La Estrella, las minchas, el puerto, las cristaleras, la playa, las rocas, la cometa, el viento y tu pelo, el centro, las plazas, las calles, el teatro, la iglesia, ancha es Coruña, contigo.

La ría de Pontevedra, la fachada de Vieiras, la orilla de Areas, pés mollados, el pan en Portonovo, el pan, el atardecer en Sanxenxo, el pulpo en Melide, teus pais, tu casa, tu cuarto.

Loureiros, pececiños, Lugo, a tua terra, tu coche, Orbazai, los manzanos, el estanque, el árbol que plantaste, la muralla, el paseo, la praza do Campo, las calles, la Tineria, tus historias, tu historia, la nuestra, más cristaleras, más tejados, más soportales, más besos, más Estrellas, el mejor pulpo en la TVGA está en toda Galicia, que se sepa, el Miño, el puente, la terraza veraniega, tu mano, tu sonrisa, tu cara.

Santa Semana.

Read Full Post »

¿Sabrá el pez que está nadando

o pensará que vuela?

 

 

Me muevo

bajo las sábanas

como pez en el agua

y mi aleteo

puede provocar

un tsunami en otra parte del mundo

y de tu cuerpo.

Como un salmón en el río

subo a contracorriente

desde tus pies hasta tu boca

jugándome la vida

creando más,

dejándomela,

un ciclo que nunca termina.

Fuera de ti

ya ves,

no vuelo,

no respiro,

me ahogo

igual que un pez.

 

Read Full Post »

Eres mi escudo, mi espada,

mi armadura, mi campo de batalla,

mi bandera,

mi himno nacional,

mis balas en la cartuchera,

mi resistencia,

mi trinchera,

mi vuelta a casa,

mi tratado de paz,

mi estado de bienestar.

 

Read Full Post »

Me gusta cuando al apagar la luz

o en mitad de la noche

o en los 5, 10, 15 minutos más tras el despertador,

te vuelves sobre tu costado izquierdo

y seas tú ahora

la que lleves mi mano derecha a tu pecho izquierdo,

pegándome así a tu espalda,

como hiciera yo las primeras veces,

porque es lo más parecido a cogerte el corazón,

a acariciarlo,

a sujetarlo,

a custodiarlo,

a guardarlo dentro,

a retenerlo en la palma de mi mano.

 

Pero ahora desde hace un tiempo

es tu mano la que se lleva mi mano,

es la que agarra,

la que aprieta,

la que custodia,

la que retiene

en su palma

mi mano

que sujeta,

que aprieta,

que retiene,

que resguarda

y guarda dentro

tu pecho izquierdo,

 

es decir, tu corazón.

 

Read Full Post »

Qué maravilla París

cuando afuera es Madrid

y es de noche.

 

Qué maravilla los Campos Elíseos,

un cruasán a la plancha

relleno de crema

receta secreta

de herencia familiar,

y los besos franceses

que ahora son nuestros,

que son besos de helado

y de peces.

 

Qué maravilla la imagen

de poder agarrar

la Torre Eiffel con los dedos.

 

Qué maravilla el idioma,

la  r  francesa,

los petit dejeuner,

el Moulin Rouge

y el vino.

 

Qué maravilla anoche en París,

el Sena desde los tejados,

qué maravilla de la mano contigo,

qué maravilla en verano,

 

¡qué maravilla!

 

cuando afuera no es Montmartre,

cuando afuera es noviembre,

cuando afuera es Madrid.

 

Buenas noches,

je t’aime

plus

égale

aussi,   

buenas noches,

 

bonne nuit.

 

Read Full Post »

Tú 

siempre 

tienes la última palabra.

Yo 

el último beso. 

Read Full Post »

Older Posts »